Ahora vendrá la competencia que será el 17 y 18 en el Autódromo de Buenos Aires

09 Nov 2018
    

Desafío ECO YPF es una certamen a nivel nacional, que consta de 4 competencias las que se van a realizar los días 17 y 18 de noviembre.

Lucho , uno de los esforzados integrantes del equipo de trabajo nos contó: "A nosotros nos contaron del proyecto hace 3 meses más o menos y nos dijeron que habíamos salidos becados. Es una competencia, para  la cual nuestra escuela venía pidiendo la beca hace más de 3 años ya que la inscripción es muy cara y por eso no podiamos participar. por suerte  este año se nos dió por fin"
Luego el mismo estudiante explicó como fe el proceso "Empezamos a organizarnos enseguida y tratabamos de colaborar en todo los que podíamos. En el momento que conseguimos los materiales empezamos a construir el auto, un grupo se encargaba del chasis y otro de la carrocería.
Finalmente en el día de ayer, jueves 8 de noviembre terminamos el auto y lo presentamos a la comunidad en la costanera del lago Lacar. Donde nuestros pilotos estuvieron realizando algunas pruebas de manejo" contó con satisfacción
La tarea no fue fácil y las ultimas horas fueron interminables en cantidad de trabajo y muy pocas en horas de descanso "A la hora de finalizar al auto estuvimos a contrareloj porque no tuvimos el tiempo que tuvieron otras escuelas. En 2 meses y medio teníamos que construir el auto desde cero y sin ningún conocimiento anterior.
Logramos finalizarlo gracias al trabajo en equipo de los chicos y gracias al aapoyo de muchos profesores que nos acompañaron desde un principio"
Lucho  y todos los integrantes del trabajo que se entregaron por entero a la construcción y armado del auto, tambien tiene tiempo para reconocimientos "Sin olvidar el apoyo de la comunidad de San Martin de los Andes que sin su ayuda no ibamos a lograr nada de esto.
Ya tenemos el auto, ahora lo que nos queda es viajar a Buenos Aires los días 17 y 18 de este mes, para competir en el autódromo Oscar y Juan Gálvez".
Con una adultez envidiable, Lucho confiesa que "Ya no importa si ganamos o no, con el simple hecho de participar estamos satisfechos. En este proyecto aprendimos muchos conocimientos nuevos y lo más importante es que aprendimos a trabajar en equipo".
La gratitutid del equipo hacia todo su querido pueblo de San Martín y los agradecimientos se repiten "Agradecemos a todos por su acompañamiento diario y deséenos suerte para la competencia que falta muy poco" terminan diciendo, casi desconociendo que por detras del motor eléctrico que motoriza el protototipo de la EPET 21, hay casi 40 mil almas unidas reconociendo el esfuerzo y alentando y empujando para que nada menos que en el Autódromo de Buenos Aires, una escuela neuquina imponga su sello de trabajo en equipo, pasión y conocimiento